Epicondilitis y epitrocleitis

Introducción:

Cuando nos referimos al término “epicondilalgia” habrá que distinguirlo entre lateral (epicondilitis o codo de tenis) o medial (epitrocleitis o codo de golf). Dicha patología consiste en una inflamación del periostio en la zona del epicóndilo la cual está muchas veces relacionada con una tendinopatía de inserción (entesitis o entesopatías).

En el gimnasio es muy frecuente el hecho de realizar incorrectamente el ejercicio por culpa de la estúpida obsesión de coger más peso, digo estúpida pues está comprobado que es más efectivo para el crecimiento del músculo tener una buena técnica en la realización del ejercicio en vez de hacerlo con más peso pero mal hecho además del riesgo de lesión que asumimos al ejecutar incorrectamente el ejercicio.

Epicondilitis:

Etiopatogenia y prevención:

La etiopatogenia se basa en una sobrecarga de los músculos epicondíleos, es decir, todos los músculos de la parte dorsal del antebrazo los cuales se contracturan, traccionando más del tendón y éstos a su vez del periostio, que se inflamará y provocará dolor.

Para prevenirlo es necesario evitar la desviación radial y sobre todo la flexión dorsal de muñeca durante los entrenamientos (es típico dicha posición de muñeca en press banca o al usar la barra z).

Localización:

IMG-20170424-WA0037
Imagen según Prometheus

Para su localización exacta partimos desde la línea media del antebrazo hacemos un movimiento rápido con la uña para contraer el extensor  del  tercer  dedo (dicho dedo se moverá al contraer el extensor del tercer dedo, para ello es necesario que el codo esté en flexión y consecuentemente la mano esté tonta debido a que con ello los epicondíleos estarán relajados). Si nos  desplazamos  hacia  medial, dejando  caer  el  dedo,  estará  el  extensor del cuarto dedo; y más medial aún el  extensor cubital del carpo o cubital posterior, siendo más fácil de palpar con una desviación radial y una extensión. Del extensor del tercer dedo a radial está el extensor radial corto, medial a éste encontramos el extensor radial largo que se coge en pinza y, superficial a éste, el braquiorradial el cual se manifiesta muy bien con flexión de codo contra resistencia.

Información importante:

Los  músculos que principalmente nos dan problemas en la epicondilitis son el extensor radial largo y sobre todo el extensor radial corto. En el 90% de epicondilitis con dolor en anterioridad del epicóndilo, el músculo afectado será el extensor radial corto del carpo. Se asocia dolor en la parte superior del epicóndilo cuando está afectado el extensor radial largo. Al desplazarse el extensor radial corto se produce una extensión de muñeca y desviación radial.

Para  comprobar que estamos en el epicóndilo y no en la cabeza del radio, palpamos la cabeza mediante prono-supinación del antebrazo. Dejamos un dedo sobre esta zona y  nos vamos hacia el epicóndilo con otro dedo para notar la diferencia, pues la cabeza del radio rota y en cambio el epicóndilo no lo hace.

En la epicondilitis no es muy efectivo y por tanto no es prioritario realizar Cyriax o masaje de fricción transversal (MFT) el cual es una técnica basada en dar movimiento de forma perpendicular a la zona con el fin de conseguir la lisis del tejido patológico fibroso y de sus adherencias, para ello, buscamos la movilidad tisular.

Tenemos que hacer un diagnóstico diferencial de una epicondilitis con una cervicobraquialgia, ya que tienen causas distintas y por tanto, tratamientos diferentes.

Tratamiento:

Una vez hecho una correcta anamnesis, llega el turno de la exploración al paciente. Con el tercer dedo de la mano craneal presionamos en el epicóndilo y con el segundo en los tendones mientras que la mano caudal opondrá resistencia a la contracción (flexión dorsal y desviación radial). El paciente dirá donde le duele más y nosotros notaremos donde tiene más tensión.

  1. Empezaremos con masoterapia descontracturante (pases longitudinales superficiales, profundos y amasamiento). Hay que tener cuidado con la ergonomía del paciente pues el cabecero no puede estar levantado debido a que el hombro estaría en antepulsión y repecutiría a nivel del codo y de los músculos epicondíleos. Además el codo del paciente deberá estar en flexión con el fin de tener los músculos relajados.
  2. A continuación, buscaremos puntos gatillos y los eliminaremos mediante digito-presiones (manteniendo el codo en flexión).
  3. Realizaremos Cyriax una vez se hayan descartado las calcificaciones (con ellas está totalmente contraindicado). Primero localizamos el tendón a tratar, luego nos colocamos en posición de preestiramiento de los tendones (extensión de codo) y hacemos Cyriax. El preestiramiento lo podemos hacer con la mano caudal o ayudándonos con la pierna mientras que con la mano caudal sujetamos el tendón para tenerlo localizado y con la craneal realizamos la técnica.
  4. El siguiente paso son los estiramientos longitudinales que se realizan en extensión completa del codo (con la mano por fuera de la camilla, el codo nunca fuera porque podría provocar una hiperextensión del mismo y su correspondiente lesión). Hacemos flexión de muñeca y desviación cubital al mismo tiempo que controlamos el hombro. Podría aparecer dolor de muñeca por exceso de laxitud en ésta y poca tensión en los músculos. Evitaremos este dolor con estas alternativas:
    • Estiramiento transversal
    • Preestiramiento sin provocar dolor y terminamos de estirar con nuestra mano (pegamos el talón de la mano sobre los epicóndilos y lo desplazamos hacia la muñeca del paciente).
  5. Estiramientos transversales con el codo flexionado para poder coger los epicóndilos adecuadamente.
  6. Previo a los estiramientos es conveniente realizar una ligera masoterapia con el fin de relajar un poco la zona.
  7. Podemos realizar un vendaje:
  • Neuromuscular para el epicóndilo: Usamos la estrella con el fin de que desaparezca o por lo menos disminuya el dolor en un punto doloroso. Colocamos la estrella en el epicóndilo y se estira con el 100% de su tensión en las cuatro tiras. Y ahora colocamos una tira para relajar la musculatura epicondílea. Dicha colocación será de distal a proximal con el 10% de su tensión (debido al ser para varios músculos). Si os interesa los vendajes neuromusculares, solo tenéis que echar un vistazo a la entrada de mi amigo Francisco Ortiz.
  • Funcional preventivo (con tape) si el paciente va a desarrollar un esfuerzo durante un periodo de tiempo corto para los epicóndilos el cual se basa en tres vueltas circulares en la parte superior del antebrazo, dotando de tensión la cara de los epicóndilos y sin aplicar tensión en la parte epitroclear. Es fundamental que no cojamos pellizcos en la piel y que hagamos el vendaje de forma plana, ya que de lo contrario podemos cortar la circulación del antebrazo del paciente. Es de interés que tengamos un control en el tiempo próximo del paciente, con el objetivo de comprobar que no tenga síntomas de corte de circulación de la zona. Si queréis informaros mejor de estos vendajes solo tenéis que pinchar aquí.

Epitrocleitis:

Etiopatogenia y prevención:

Dicha patología es muy similar a la epicondilitis pues es igual básicamente pero con la diferencia de que se ven afectados los músculos epitrocleares.

La etiopatogenia se basa en una sobrecarga de los músculos epitrocleares, es decir, todos los músculos de la parte ventral del antebrazo los cuales se contracturan, traccionando más del tendón y éstos a su vez del periostio, que se inflamará y provocará dolor.

Para prevenirlo es necesario evitar la desviación cubital y sobre todo la flexión palmar de muñeca durante los entrenamientos.

Localización:

Para ello colocamos nuestra propia mano sobre la cara ventral del antebrazo opuesto y las direcciones de los dedos serán:

  • Su pulgar coincide con el músculo pronador redondo.
  • El dedo índice correspondería con el palmar mayor.
  • Su dedo medio con el palmar menor el cual no lo tiene todo el mundo.
  • El cuarto dedo me indicaría el flexor común superficial de los dedos.
  • Su meñique con el cubital anterior.

Información importante

El pronador redondo es el músculo más patológico de los epitrocleares porque el nervio mediano lo atraviesa y cuando hay tensión lo comprime, conllevando una sintomatología periférica (distal).

Para palpar el nervio mediano nos vamos al pliegue de la articulación del codo y por dentro del tendón más medial del bíceps braquial desplazaremos con la yema de los dedos el tendón hacia mí. Acto seguido, palparemos en la profundidad un cilindro (el nervio) el cual nos dará una sensación de calambre. El codo debe estar en flexión pasiva. Seguimos el recorrido del nervio desde el codo hasta que me encuentro con el músculo pronador redondo.

Una retracción del pronador redondo provocaría una compresión del nervio mediano, induciendo sintomatología a nivel de la muñeca que a veces de diagnostica como túnel carpiano. Coloco el pulgar entre el punto de intersección del nervio mediano y el pronador redondo, perpendicular a la dirección del músculo, y ejecuto una compresión.

Manteniendo esa compresión, desde flexión de codo y pronación de antebrazo, realizo una supinación  con extensión de codo y flexión dorsal de muñeca manteniéndolo unos 15 segundos. Si pasados 15 segundos el paciente muestra una sintomatología parecida en la muñeca podemos decir que el test es positivo y se dará atrapamiento en el pronador. Ahí no se dará la comprensión sino cambia al realizar los movimientos.

Imágenes de los principales nervios que inervan el brazo y su compresión por el pronador redondo.

Tratamiento:

El tratamiento es el mismo que en la epicondilitis pero con la única diferencia de tratar los epitrocleares en vez de los epicondíleos los cuales se estiran de la manera contraria, es decir, con una desviación radial y una flexión dorsal. Además, el vendaje neuromuscular será exactamente igual pero en la parte ventral del antebrazo y en el funcional preventivo (con tape) se dotará de tensión en la cara de los epitrocleares y sin aplicar tensión en la parte epicondílea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s